Publicidad

  DiarioElHierro.es
Jueves, 4 de marzo de 2021
Ultima actualización: 19:11:38

HEMEROTECA
¡Síguenos!
 
AYUNTAMIENTOS
CABILDO
DEPORTES
NACIONAL
POLITICA
TransHierro
SOCIEDAD
SUCESOS
SOCIEDAD   6/3/2019

La quema del ''machango'' o ''haragán'' pone punto final al Carnaval de La Frontera
DiarioElHierro, Valverde.- La comitiva partirá desde la Plaza del Lagar, en Merese, a las 19:00 horas, y culminará en la inmediaciones de la Plaza Benito Padrón Gutiérrez con la quema del machango. A continuación, se ofrecerán al público asistente sardinas asadas, como es de costumbre.
Archivo
YouTube
DiarioElHierro, Valverde (6/3/2019)

Un año más, el entierro de la sardina pondrá el broche final al carnaval del municipio de La Frontera, que tendrá lugar este miércoles 6 de marzo. La comitiva partirá desde la Plaza del Lagar, en Merese, a las 19:00 horas, y culminará en la inmediaciones de la Plaza Benito Padrón Gutiérrez con la quema del machango. A continuación, se ofrecerán al público asistente sardinas asadas, como es de costumbre.

En 2013, la asociación cultural Amador inició el proceso de recuperación de la quema del "machango" o "haragán", basándose para ello en los testimonios de los mayores de la isla, en colaboración con el Ayuntamiento de La Frontera, la Universidad de La Laguna y las Asociaciones del municipio.

Se trata de una tradición casi olvidada que dejó de celebrarse a raíz de las prohibiciones que impuso la dictadura franquista, pues los vecinos lo utilizaban como medio de crítica (social, contra el poder, desaciertos de la religión oficial…).

Por aquel entonces, según la información oral que ha llegado hasta nuestros días, la sardina tenía apariencia humana, y se rellenaba con basa de pino o con colmo y se forraba con costales, sacos o telas.

Algunos asistentes iban con su vestimenta habitual y otros iban de negro. La comitiva lloriqueaba, cantaba y hacía sonar una música alborotadora con bocinas o bucios, golpeando una guataca, cacharros, sonar de las palmas de las manos y hasta algún tambor. Así, tanto a la ida como a la vuelta, la bulla acompasaba la siguiente canción: "La sardina se murió, jo, jo / Y la fueron a enterrar, jo, jo / Veinticinco palanquines, jo, jo / Un cura y un sacristán, jo, jo".

A mediados de la década de los ochenta, se retoma el entierro de la sardina, pero de forma muy diferente al que se celebraba antaño, copiando manifestaciones de otras regiones.

De esta forma, se invita a los vecinos, vecinas y visitantes a participar de esta fiesta respetando y potenciando las características de antaño.

No debemos olvidar que el entierro de la sardina es el acto principal del miércoles de ceniza, y que junto a los carneros, constituyen las representaciones populares más arraigadas en el carnaval del municipio de La Frontera.

Publicidad

SOCIEDAD
Un estudio sobre la biodiversidad marina en el este de Canarias identifica cerca de 2.000 especies
SOCIEDAD
Intervalos nubosos en norte de las islas con apertura de amplios claros durante las horas centrales, tendiendo a nuboso al final del día
SOCIEDAD
Torres y Ribera analizan los proyectos sostenibles para el Archipiélago a financiar con fondos europeos
POLITICA
El PSOE replica a la AHI que fue el equipo de Gobierno quien propuso designar a Juan Carmelo Padrón Morales como cronista oficial de La Frontera
POLITICA
Blas Acosta renuncia como presidente del Cabildo de Fuerteventura
SOCIEDAD
Antonia San Juan y Nuria Roca traen a El Hierro el espectáculo ''La gran depresión''
CABILDO
El Hierro se promociona en Movistar+ con motivo de la segunda temporada de 'Hierro'
SOCIEDAD
Sanidad detecta en Canarias nueve casos de la variante del coronavirus de Río de Janeiro




Servicios destacados
SORTEOS HEMEROTECA VIDEOTECA SUGERENCIAS LECTORES CONTACTO
Controlado por OJDInteractiva
Diario El Hierro • Aviso legal
C/El Carmen, 19, 1º-Izq. 38910. La Caleta-Valverde-El Hierro
© 2005 • Todos los derechos reservados
© Todas las imágenes, textos, etc. de este periódico digital están protegidas por leyes de derecho de autor internacionales. Su reproducción, sin autorización expresa y por escrito, queda terminantemente prohibida.