DiarioElHierro.es
Lunes, 25 de mayo de 2020
Ultima actualización: 9:51:16

HEMEROTECA
¡Síguenos!
 
AYUNTAMIENTOS
CABILDO
DEPORTES
NACIONAL
POLITICA
TransHierro
SOCIEDAD
SUCESOS
Tribuna libre   10/12/2019

Mi adiós a Tilde
Por Raúl Álamo
YouTube

'La Calle', como así la conocí, nombre del pasado que intento mantener a duras penas, porque su denominación en el callejero de la Villa de Valverde es el de Doctor Quintero, fue siempre mi patio de juegos. Mis correrías de niño se circunscribían a una zona que iba desde la 'Punta de la Carretera' anexa con la Balaustrada, hasta 'El Puente' donde se sitúa el bar de Los Reyes.

En aquel entonces no había parque infantil, y la Plaza del Cabildo, hoy Virrey de Manila, lo misma servía para un roto que para un descocido. Se organizaban partidos de fútbol, siempre pendiente de la llegada de Don Ramón el Municipal, si no queríamos quedarnos sin la pelota, porque alguna que otra iba a parar a los cristales del Ayuntamiento, y ya saben lo que ocurre en estos casos.

En aquella época yo pasaba las tardes con mi tía María Isabel Álamo en su librería-papelería, allí aprendía más a sumar y multiplicar que en la escuela, y las bajadas a la casa de mi abuela Felicia (al lado del Chavelazo), a merendar con el sabroso bocadillo de margarina 'Marianne La Niña' rociada de azúcar, siempre las hacía por la escalera del Cine, la otra que llamábamos de Don Nicolás, o por la empinada cuesta de la tienda de Don Sinforiano. Todos estos nombres me esmero en citarlos porque forman parte de nuestra historia, de esa que tanto disfruté con carencias pero con mucha felicidad, si no fuera así, seguro que no la recordaría con tanta nitidez.

Enfrente de la Librería Álamo, estaba un edificio grande, inmenso ante los ojos de un niño. En su parte baja el Banco Hispano Américano, en la que estaba en aquella época mi primo Álvaro Casanova de director, Nicanor Padrón y Tomás García en la caja; y al lado una tienda de ropa y de todo lo que podías imaginar, allí detrás del mostrador estaba una mujer sosegada y amable, Doña Tilde, que minuciosamente le enseñaba a mi madre las novedades que le iban llegando. Más tarde, y en 1972, con la inauguración del aeropuerto y la llegada de Iberia, la compañía establecería sus oficinas de venta de billetes y reservas en este local, hoy ocupado por Turismo del Cabildo Insular.

La tienda de Doña Tilde se trasladaría después para la segunda planta, y aquellas empinadas escaleras de baldosas de granito, serían una vez más otra de mis rutas preferidas de niño para seguir visitando su tienda. Pero es más, y aunque de menor edad, esos casi sesenta peldaños que yo subía como un bólido, llegaban a una tercera planta que era la vivienda de Don Nicolás y Doña Tilde, allí estaba mi adorada Junita, y Jorge, el hijo más pequeño xde los hermanos, con el que pasaba largas horas jugando al Fort Apache, un fuerte del oeste al estilo de las películas que tanto veíamos en las escasa televisiones en blanco y negro y que intentábamos revivir imitándolas.

Hoy, al igual que se deshojan las margaritas del amor, del te quiero o no; una hoja del libro de mi historia se ha perdido, y es la de Tilde, y la tuteo, porque salvo de niño que le ponía el Doña, en todo lo que conviví con ella más tarde, nunca se lo puse porque su cercanía, calidez humana, amistad, afecto, cariño…, nunca lo hizo necesario. Tilde fue también, junto a su hermana Antonia , 'la viuda de Morales', otra mujer avanzada a sus tiempos, para ella ese término de 'conciliación de la vida familiar con la laboral' que tanto usamos ahora, se daba por hecho, porque así crió a sus seis hijos compatibilizando trabajo y hogar.

Hoy se ha marchado Clotilde Hernández, `Tilde´, una mujer entrañable que siempre me abría las puertas de su casa con hospitalidad cada vez que tocaba aquel timbre de 'din don' de campana que daba un sonido cuando lo pulsabas, y otro de respuesta diferente cuando lo soltabas. Así quise conocerle en vida y así quiero seguir teniendo estos recuerdos después de su partida.

Hoy 'La Calle' ha perdido a otra gran mujer y vecina. Mis entrañables y sinceras condolencias a toda su familia.

DEP.

Publicidad

Servicios destacados
SORTEOS HEMEROTECA VIDEOTECA SUGERENCIAS LECTORES CONTACTO
Controlado por OJDInteractiva
Diario El Hierro • Aviso legal
C/El Carmen, 19, 1º-Izq. 38910. La Caleta-Valverde-El Hierro
© 2005 • Todos los derechos reservados
© Todas las imágenes, textos, etc. de este periódico digital están protegidas por leyes de derecho de autor internacionales. Su reproducción, sin autorización expresa y por escrito, queda terminantemente prohibida.