ENVIAR POR E-MAIL IMPRIMIR © TODAS LAS IMÁGENES, TEXTOS, ETC, DE ESTE PERIÓDICO DIGITAL ESTÁN PROTEGIDAS POR LEYES DE DERECHO DE AUTOR INTERNACIONALES. SU REPRODUCCIÓN, SIN AUTORIZACIÓN EXPRESA Y POR ESCRITO, QUEDA TERMINANTEMENTE PROHIBIDA.
¡Síguenos!
COMENTARIOS RECIBIDOS
Habra que aprender de los frondosos y primorosos vergeles y huertos de Fuerteventura donde cada parcela es un remanso de verdor y primor que los majoreros han sabido cuidar como señas de identidad, cultivos de valor añadido como el piche, el ladrillo, el vaciado de montañas, la legion y las ardillas hacen las delicias del visitante, ah y el vino majorero, un elixir para maridar sus quesos.    14/03/2019 14:52:16  Alias: Castañeira Cabrera
  responder      

 
Una tierra tan especial, capaz de producir tantas exquisiteces agrícolas de todas clases, si las cultivan y atienden manos humanas, contrasta con el abandono y desinterés que se ve por todos lados y continuamente por los campos herreños, donde muy pocos pedazos se salvan de esa triste, desoladora, tónica general. Del asunto mismo que trata este artículo, el vino y el reconocimiento de sus calidades, podemos ver y lamentar el abandono de enormes cantidades de viejas cepas, sin podar, sin abonar, ahogadas entre malezas... ¡Y si solamente fueran las vides !    14/03/2019 9:49:54  Alias: francisco negrín hernández
  responder