www.diarioelhierro.es

VERSIÓN IMPRESIÓN

CLIC PARA IMPRIMIR >>> IMPRIMIR

El análisis de los piroclastos aporta ''claros indicios'' de un potencial explosivo mayor #

Un informe elaborado por el catedrático de Petrología y Geoquímica de la Universidad de Barcelona, Domingo Gimeno Torrente, al que ha tenido acceso DIARIO EL HIERRO, concluye que el materia analizado, ''no presenta las características propias de una erupción de tipo surtseyano, que es el escenario reiteradamente propuesto por la comisión de seguimiento científica''.

SERGIO GUTIÉRREZ, DiarioElHierro.es (2/11/2011)

Los piroclastos hallados en aguas de La Restinga aportan "claros indicios de un potencial explosivo mayor, hasta ahora no mencionado públicamente por nadie". Así lo recoge un informe, al que ha tenido acceso DIARIO EL HIERRO, elaborado por el catedrático de Petrología y Geoquímica de la Universidad de Barcelona, Domingo Gimeno Torrente.

El catedrático añade, asimismo, que este material "no presenta las características propias de una erupción de tipo surtseyano, que es el escenario reiteradamente propuesto por la comisión de seguimiento científica".

En el estudio de los piroclastos encontrados durante la erupción submarina de La Restinga, realizado por el doctor Gimeno (fue el propio profesor quien solicitó personalmente la muestra al Consistorio), se señala que "la mezcla inhomogénea de magma de composiciones muy diferentes ('mingling'), es un fenómeno ampliamente descrito en la bibliografía como incrementador de la explosividad de un magma y, en muchas ocasiones, como desencadenante de una explosión".

En su informe, Gimeno Torrente sostiene que los piroclastos, "se pueden (y deben) analizar en cuestión de horas" , y se pregunta por qué muchos días después seguían sin saber lo que son. "Si lo saben no lo han dicho, y no consta que hayan implicado a nadie en su estudio, más bien lo han evitado, dijo a DIARIO EL HIERRO.

Según este catedrático de la Universidad de Barcelona, "se ha subestimado el potencial explosivo". "Han trazado todo el tiempo una hipótesis de volcanismo surtseyano (las 4 fases), trivializando su posible explosividad (10 horas de columna blanca muy bonita antes de que pase nada), y antes de eso una hipótesis de volcanismo efusivo (lávico, no explosivo) a más profundidad, y, en  realidad desde que empezaron a aparecer en superficie los piroclastos  deberían haber entendido que la erupción submarina ya era explosiva y de un tipo diferente y que si, además, implicaba mezcla de magmas era potencialmente mucho más peligrosa, y si implicaba magma riolítico aún más", asegura Gimeno.

ANÁLISIS DE LOS PIROCLASTOS

En el informe realizado por el catedrático de Petrología y Geoquímica de la Universidad de Barcelona, Domingo Gimeno Torrente, al que ha tenido acceso DIARIO EL HIERRO, se recoge que, la muestra analizada es "la que han mostrado a lo largo de los últimos días en los medios de información, que consta de dos partes, una negra o verde oscura ubicada de preferencia en la parte más exterior del cuerpo piroclástico, de apariencia masiva vítrea (sideromelana) pero con zonas con textura vesicular macroscópica y diferentesfragmentos totalmente blancos, muy intensamente microvesiculados, siendo por tanto muy porosos y poco densos".

Según Gimeno, "no se observan fenocristales a simple vista. Las líneas de contacto entre ambos productos son netas y la primera impresión es que se trata de un producto basáltico negro y un producto pumítico diferenciado".

El análisis químico realizado por el doctor Gimeno constata que, una vez clasificado mediante el diagrama TAS de la IUGS, que es el de uso aceptado internacionalmente, “se costata que el producto negro es una roca básica (basanita) y el blanco un producto diferenciado (riolita alcalina)”, señala.

Según este catedrático, “cotejados con las bases de datos publicadas internacionalmente el primer producto se conocía ya en otras muestras de la isla de El Hierro procedentes de erupciones precedentes, mientras que el segundo es comparable, pero no idéntico, a lo ya conocido en otras erupciones que son menos frecuentes en El Hierro (ligeramente más rico en sílice)”, recoge el informe al que ha tenido acceso este periódico.

CARACTERIZACIÓN MICROSCÓPICA

El estudio realizado permite concluir que este piroclasto está formado por líquidos magmáticos de dos composiciones y viscosidades muy diferentes, coexistentes como tales sin mezcla química factible en el momento de la erupción.

La basanita aparece como un líquido porfírico microvesiculado con un bajo porcentaje de fenocristales de minerales máficos, mientras que la riolita está muy intensamente microvesiculada, con delgadísimos tabiques de vidrio entre los moldes de las burbujas de gas que son los que esencialmente constituyen esta porción de la roca y le confieren verosímilmente su flotabilidad global.

Según el doctor Gimeno, “para concluir esta caracterización hay que añadir que sería aconsejable realizar un muestreo y caracterización sistemática de los piroclastos que van siendo expulsados por el volcán, ya que las características composicionales y el grado de cristalinidad pueden variar a lo largo de la erupción y condicionar la evolución de ésta, por lo que esta tarea es útil de cara a la gestión de la crisis”, aconseja.

Asimismo, el catedrático Domingo Gimeno sostiene en su informe que la determinación del quimismo y el grado de cristalinidad de las rocas formadas en el curso de una erupción, “debe realizarse cuanto antes en el curso de ésta, ya que ambos factores influyen definitivamente en la explosividad y por lo tanto en el peligro volcánico asociado. Esta obviedad- agrega-está ampliamente reconocida a nivel internacional, tanto por la comunidad científica experta como por ejemplo por organismos como la IAVCEI”, afirma.

Según Gimeno, muchas de las universidades públicas españolas y diferentes centros del CSIC disponen de equipos y personal técnico perfectamente cualificado capaz de realizar el mismo trabajo que hemos llevado a cabo en la UB en tiempos comparables (dentro de 24 h de recepción de la muestra) y, sinceramente, no se entiende cómo esta caracterización no se llevó a cabo desde el primer momento por parte o encargo de la comisión de seguimiento científico de la erupción”, concluye el catedrático.

Publicidad

Publicidad

CERRAR