Publicidad

 
    El Hierro  -  Año: 17  - Número: 5780

Director: Sergio Gutiérrez

13 DE ABRIL 2021  -  Actualizado a las 16:29 h.

Tribuna libre
 
Carta del Director
CABILDO
AYUNTAMIENTOS
Carta del Director
ECONOMIA
AYUNTAMIENTOS
DEPORTES
Nacional
Tribuna libre
POLITICA
Transhierro
SOCIEDAD
SUCESOS
EDITORIAL

El encargo de mi periódico “Diario de Avisos” de cubrir las crónicas de voleibol después de un intenso año que pasé en el Colegio Cisneros, donde se respiraba este deporte por todos los poros, me llevó a conocer a Quico Cabrera. Hace ahora justamente veinte años.

Por aquel entonces sus chicas eran las del “Afelsa Los Compadres” que entrenaban y jugaban en el anexo del pabellón central de Santa Cruz, el “Paco Álvarez”. Quico, además de organizador y no recuerdo si también presidente, se mostraba como un entrenador impulsivo, exigente, inquieto, hasta el punto de no sentar su cuerpo mientras duraban los partidos. Dirigía, gritaba a las suyas, recriminaba a los árbitros… y al final, siempre caballero, hacía una piña con su equipo y el rival.

Desconocía yo entonces del origen herreño de Quico, pero pasadas unas semanas después de la primera entrevista que me dio nos quedamos hablando de deporte y de lucha. Él si sabía que yo era de aquí porque según me dijo seguía también mi información sobre lucha canaria que siempre le interesó mucho.

Me contó que había nacido en el pueblo de Juan Barbuzano y noté desde entonces que se debatía sentimentalmente entre Isora y Tenerife. Lamentaba no venir a su isla tanto como le gustaría; algo que con el paso de los años fue compensando y últimamente se escapaba cada vez que tenía ocasión.

Me consta que se sentía orgulloso de ser nuestro paisano y, de hecho inculcó indirectamente a los que han sido sus más directos colaboradores, compañeros y grandes amigos en su trayectoria en el voleibol femenino, Lolo Cabrera y Luis Beltri, una admiración especial por esta tierra. Se que últimamente estaba muy ilusionado por estar incorporando poco a poco a una herreña al primer equipo, a Belén Cano; acaso porque estaba palpando la materialización de dos de sus grandes amores: El Hierro y el voleibol. Belén, llegue hasta donde llegue, -que será muy alto- no debe olvidar nunca, además de su progreso personal y deportivo, que tiene una causa por la que luchar en las canchas de todo el mundo: por la memoria de Quico; un herreño como ella.

Después de jugador. Quico en el voleibol lo fue todo. Entrenador, presidente de su Club Voleibol Tenerife, directivo de la Federación Española… Ha sido, sin lugar a duda alguna, el hombre que más supo de voleibol en España en las últimas dos décadas. De ahí su éxito como extraordinario dirigente; algo muy difícil en el mundo del deporte.

No es objeto de mi recuerdo sobre Quico enumerar los méritos de su Tenerife Marichal de voleibol. Sólo decir que ha sido el equipo canario más galardonado de toda la historia de nuestro deporte y él, tanto de entrenador como de presidente o ambas cosas a la vez, el más directo responsable de tan grandioso palmarés.

Tuve, a las pocas horas de conocerse su fallecimiento en Tenerife, la responsabilidad de trasladarle a su familia y a sus mejores amigos y compañeros el pesar institucional del Cabildo de El Hierro por la pérdida de uno de los nuestros. No fue fácil, pero sentí en ese momento que cualquier herreño de bien se sentiría representado en ese acto; siempre desagradable pero inevitable.

Zoraida, su mujer, además de agradecer a los paisanos de su marido y padre de sus dos hijos tantos gestos de cariño en un momento muy difícil, me hizo saber que era voluntad de Quico que sus cenizas fueran esparcidas en la isla que lo vio nacer y en el pueblo que lo acunó, Isora. Ya ven, dejó encargado que quería volver para quedarse.

Se ha ido, pese a su relativa juventud, Quico. José Francisco Cabrera Acosta. De Isora hasta la médula, herreño de corazón, tinerfeño de adopción y universal por los valores de gran deportista que siempre defendió y practicó. Se ha ido uno de los nuestros.

Seguro que allí donde llegue contará también que era del pueblo de Juan Barbuzano, formará un equipo de voleybol y se ganará, como aquí, el aprecio y la admiración de todos.

Hasta siempre Quico.

20/12/2008 (14:13 horas)
  MAS NOTICIAS DE Tribuna libre   -   PAGINAS:  1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  11  12  13  14  15  16  17  18  19  20  21  22  23  24  25  26  27  28  29  30  31  32  33  34  35  36  37  38  39  40  41  42  43  44  45  46  47  48  49  50  51  52  53  54  55  56  57  58  59  60  61  62  63  64  65  66  67  68  69  70  71  72  73  74  75  76  77  78  79  80  81  82  83  84  85  86  87  88  89  90  91  92  93  94  95  96  97  98  99  100  101  102  103  104  105  106  107  108  109  110  111  112  113  114  115  116  117  118  119  120  121  122  123  124  125  126  127  128  129  130  131  132  133  134  135  136  137  138  139  140  141  142  143  144  145  146  147  148  149  150  151  152  153  154  155  156  157  158  159 
Pagina nueva 1
El cuarto Rey Mago (Adaptación)
La deuda autonómica
(2/1/2009 (18:06 horas))
La noche más larga
(31/12/2008 (13:37 horas))
Inocentadas
(29/12/2008 (19:37 horas))
Bajada de la Virgen; saludo del Obispo a los herreños
(29/12/2008 (15:39 horas))
MAPA Añadir esta WEB a favoritos Contacto Servicios HEMEROTECA VIDEOTECA
© Todas las imágenes, textos, etc. de este periódico digital están protegidas por leyes de derecho de autor internacionales. Su reproducción, sin autorización expresa y por escrito, queda terminantemente prohibida. Valverde, El Hierro - 2005 © C/ El Carmen, 19, APT 1º-IZQ. 38910. La Caleta-Valverde-El Hierro.

Valverde, El Hierro - 2005 © C/ El Carmen, 19, APT 1º-IZQ. 38910. La Caleta-Valverde-El Hierro. - E-mail: