Publicidad

 
    El Hierro  -  Año: 17  - Número: 5738

Director: Sergio Gutiérrez

2 DE MARZO 2021  -  Actualizado a las 09:58 h.

Tribuna libre
 
Carta del Director
CABILDO
AYUNTAMIENTOS
Carta del Director
ECONOMIA
AYUNTAMIENTOS
DEPORTES
Nacional
Tribuna libre
POLITICA
Transhierro
SOCIEDAD
SUCESOS
EDITORIAL
Por Víctor Corcoba Herrero (*)

En ocasiones los héroes son desconocidos. Prefieren dejar sin firmar sus grandes hazañas. Quieren el anonimato. Hacen bien. Lo celebro. Triste el país que los necesita. Nuestros militares españoles son ese claro ejemplo de heroicidad.

Están en todo momento preparados para intervenir en ayudas humanitarias, teniendo muchas veces que arriesgar su propia vida. Gracias a su entrega generosa, a su incondicional acompañamiento asistencial a pesar de los peligros que estas acciones conllevan, la puerta de la existencia sigue abierta para miles de seres humanos que carecen de lo indispensable para vivir. Me consta que abrazan con sus nobles gestos historias de amor irrepetibles, van más allá de su propio deber, porque no sólo salvan al débil, también le ayudan después de haberlo salvado, a seguir viviendo.

Desde luego, es un mérito grande el que una persona se esfuerce por salir de la adversidad, pero aún es mayor ver a otra persona lanzarse en su protección. En esta actitud si que hay verdadero amor por el ser humano, que no vive sólo de pan, también de afectos y comprensión.

Sabemos que, en la actualidad, militares españoles siguen prestando su apoyo a la población kosovar, mediante ayuda humanitaria y productos sanitarios. Otros soldados lo vienen haciendo en otros frentes de conflicto que también precisan consuelo y refugio. El mundo arde en mil contiendas. Es el fruto de la deshumanización que, en parte, nos hemos labrado todos.

Es cierto que estas misiones, internas o externas, son algo propio de las Fuerzas Armadas, pero su manera de actuar cálida y humanamente, va más allá de una fría normativa dictada por un legislador. Ahí radica el valor y la valía de estas gentes, siempre atentas y dispuestas, mediante sus continuas y constantes gestas pacificadoras, a dar estabilidad y quietud allá donde la inseguridad gobierna. No conocen estos militares la cobardía, se lanzan a corazón abierto al auxilio, y me imagino sus horas bajas, lejos de sus familias, cuando ven a gobiernos corruptos que todo lo permiten y al pueblo que lo deja hacer.

Por ese aluvión de injusticias que a diario se producen en el mundo, es normal que las Fuerzas Armadas españolas, o la de cualquier otro Estado del mundo que respete los derechos humanos, acuda a esos lugares en conflicto o víctimas de catástrofes, a prestar apoyo. La familia humana es única, global y globalizada, por encima de cualquier separación fronteriza.

En consecuencia, las naciones deben salir de la indefinición y junto al deber de ayudar, también ha de prevalecer la obligación de respetar a toda persona humana por el hecho de serlo. Estoy seguro de que respetando se injerta la paz. Nuestros soldados son titanes, precisamente, porque para ellos lo fundamental es asistir a la persona en medio del fuego, liberarla y rescatarla a la luz. No se muestran indiferentes a ningún sufrimiento. Saltan todas las barreras, es un admirable ejemplo, siempre actual porque siempre están en guardia, para socorrer a cualquier afligido.

Se han convertido en imprescindibles agentes de paz. Aman la paz como nadie, valoran la vida como nadie, se consideran nadie, y son un don y un todo en medio de un mundo tentado de abandonarse al fatalismo, como si la paz fuera un ideal de poetas que sueñan con ser poesía.

Ellos alcanzan la paz, la del corazón, cada vez que amparan a una persona. Insisto que son los héroes de nuestro siglo, a los que propongo como maestros para educarnos en la paz.

(*) Escritor.

corcoba@telefonica.net

+++ Si quiera publicar aquí, envíenos sus cartas a:

tribunalibre@diarioelhierro.com

Es condición inexcusable para la publicación, firmar la carta y adjuntarnos una fotocopia de su DNI y una foto tamaño carné en formato digital, así como facilitarnos un teléfono de contacto. La Dirección se reserva el derecho de publicar una carta sin foto si así lo estima oportuno. * El envío de opiniones supone la aceptación de las siguientes condiciones de uso: No se permite el envío de opiniones de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación.

Tampoco se admitirán mensajes difamatorios, ofensivos, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos o cuente con autorización para el uso de dichos contenidos. Tampoco se permitirá el uso de este servicio por parte de empresas para promocionar sus productos o servicios. Queda a discreción de la Dirección de DIARIOELHIERRO.ES/COM determinar cuando un mensaje incumple estas condiciones, y decidir por tanto su no publicación. Así, la Dirección se reserva el derecho de NO publicar o de recortar su carta si así lo cree oportuno, así como de recortar aquellas cartas que crea oportunas. La responsabilidad del contenido de los mensajes es exclusivamente de la persona que lo envía.

Ni DIARIOELHIERRO.ES/COM, ni la Empresa propietaria, ni el equipo de redacción, son responsables del contenido de los mensajes ni tienen por qué compartir necesariamente las opiniones o afirmaciones expresadas en ellos. De la misma manera, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de las opiniones aquí publicadas. DIARIOELHIERRO.ES/COM respeta la libertad de expresión de los colaboradores, articulistas y lectores que publican en esta sección, pero no comparte necesariamente sus opiniones ni se hace responsable de las mismas.

Las direcciones de los autores no serán publicadas, y sus datos personales tan sólo serán usados para suministrar este servicio. Estos datos no serán cedidos a terceros, ni serán usados para otros fines. Los usuarios podrán ejercer sus derechos de consulta, cancelación o modificación de sus datos mediante correo electrónico enviado a administracion@diarioelhierro.com. El uso de este servicio implica la aceptación de estas condiciones.

28/8/2009 (08:10 horas)
  MAS NOTICIAS DE Tribuna libre   -   PAGINAS:  1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  11  12  13  14  15  16  17  18  19  20  21  22  23  24  25  26  27  28  29  30  31  32  33  34  35  36  37  38  39  40  41  42  43  44  45  46  47  48  49  50  51  52  53  54  55  56  57  58  59  60  61  62  63  64  65  66  67  68  69  70  71  72  73  74  75  76  77  78  79  80  81  82  83  84  85  86  87  88  89  90  91  92  93  94  95  96  97  98  99  100  101  102  103  104  105  106  107  108  109  110  111  112  113  114  115  116  117  118  119  120  121  122  123  124  125  126  127  128  129  130  131  132  133  134  135  136  137  138  139  140  141  142  143  144  145  146  147  148  149  150  151  152  153  154  155  156  157  158  159 
Pagina nueva 1
¡Gracias, Frontera!
(26/8/2009 (11:25 horas))
Algo que carcome (I)
(21/8/2009 (08:44 horas))
Larga espera
(20/8/2009 (09:31 horas))
Sueños de un caminante (2ª parte)
(18/8/2009 (12:20 horas))
Sueños de uno que ha caminado menos
(17/8/2009 (15:38 horas))
MAPA Añadir esta WEB a favoritos Contacto Servicios HEMEROTECA VIDEOTECA
© Todas las imágenes, textos, etc. de este periódico digital están protegidas por leyes de derecho de autor internacionales. Su reproducción, sin autorización expresa y por escrito, queda terminantemente prohibida. Valverde, El Hierro - 2005 © C/ El Carmen, 19, APT 1º-IZQ. 38910. La Caleta-Valverde-El Hierro.

Valverde, El Hierro - 2005 © C/ El Carmen, 19, APT 1º-IZQ. 38910. La Caleta-Valverde-El Hierro. - E-mail: