Publicidad

 
    El Hierro  -  Año: 17  - Número: 5738

Director: Sergio Gutiérrez

2 DE MARZO 2021  -  Actualizado a las 09:58 h.

Tribuna libre
 
Carta del Director
CABILDO
AYUNTAMIENTOS
Carta del Director
ECONOMIA
AYUNTAMIENTOS
DEPORTES
Nacional
Tribuna libre
POLITICA
Transhierro
SOCIEDAD
SUCESOS
EDITORIAL

Por Víctor Corcoba Herrero

Esta es la historia real. Europa como patria aún queda a años luz de ser fe de vida. Nos queda el origen del verso como luz de hogar.

Tras la descriptiva primera flor en la frente de marzo, la primera hoja en los labios de abril y el primer amor en el pecho de mayo, lucidez de Gerardo Diego, llegamos al horizonte abierto del balcón de Europa, al que deseamos sea cuna de estirpe sin discriminación alguna. Que nadie lo cierre. Suban todas las culturas al mirador del alma y pregonen sus lenguas a corazón abierto. Háganse ver y déjense vivir. Celebremos con champán de rosas aquel nueve de mayo de 1950, aunque le puedan llamar excéntrico, cuando germinó la Europa comunitaria, en un tiempo en el que la amenaza de una tercera guerra mundial se cernía sobre el solar del viejo continente.

Evocar libertades memorables, espíritu de entendimiento, que es lo que tuvo aquella propuesta de que “la paz mundial sólo puede salvaguardarse mediante esfuerzos creadores proporcionados a los peligros que la amenazan”, bien vale un brindis y unas palmas, vestirse de poeta y sentirse un don Quijote. Al fin y al cabo, el divertimento es otra manera fina, con estilo Rocinante, de dar un corte de mangas a los que enseñan las uñas en vez del corazón.

Para empezar, los países que deciden abrazarse a la Unión Europea adoptan los valores de paz y solidaridad como medio de vida, cuestión que les engrandece. A renglón seguido, se proponen hacer patria europeísta y toman espíritu los sueños del futuro que, por cierto, me gustan más que los del pasado. Sólo falta declarar con todos los honores el día de Europa como fiesta que reluce más que la luna a los lomos de las maravillas del mundo. Bien que lo siento no sea así.

El refrendo del éxito histórico europeísta pasa por vincularse al fervor de la integración y, en cualquier caso, reintegrarnos alrededor de un festejo pienso que es un buen inicio de amistad. Encontrar sitio e identidad en el sarao ya es un paso. Estamos hartos de fronteras que lo único que hacen es poner el alma en pena.

En suma, que hacer patria común, o sea políticas comunes, celebrándolo por todo lo alto reanima, y además es lo suyo para seguir avanzando tanto en el estado de derecho como en el estado social, lo que conlleva pasar al estado de la alegría que siempre vale la pena paladearlo.

Hablando de bríos. El Consejo de Ministros ha tomado arranque y recientemente ha aprobado, como por otra parte no podía ser de otra manera, la remisión a las Cortes Generales del Proyecto de Ley Orgánica por la que se autoriza la ratificación por España del Tratado de Lisboa. La directora de violines, con cargo de Vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, con más dulzura que sonrisas, ha puesto en el pentagrama de los días que el Tratado es decisivo para construir una Unión Europea más legítima, más transparente y más cercana a la ciudadanía, amén de asegurar que el mando ejecutor está intensificando los trabajos preparatorios para la Presidencia española de la Unión en el primer semestre de 2010.

A propósito, dice la portavoz del timón gubernamental, con cartera de Presidencia, que España así demuestra una vez más su vocación europeísta y su deseo de estar entre los primeros de Europa. Albricias. Vaya pujanzas. Quizás sea por la cola, porque ahora lo que somos es el país europeo donde más ha aumentado la desocupación en los últimos doce meses, sobre todo el desempleo juvenil y el femenino.

Dicho lo anterior y obviando seguir por los cerros de la Moncloa, retorno a la diversa cartelería del nueve de mayo de los diferentes años. Son una primavera de intenciones que enternecen a cualquiera. Sin embargo, no pasan de la letra impresa. La semántica no parece decirnos mucho. Quizás porque somos aún muy cavernícolas. Helos aquí: “Construyamos Europa juntos. Unificar Europa en paz y democracia. El euro: la Unión Europea en su mano. La ampliación de la Unión Europea: un gran paso histórico. Unida en la diversidad. Europa: Democracia, diálogo, debate. Juntos desde 1957.

No se trata de ellos y nosotros, somos tú y yo”. Detrás de todo ello, está una Europa que pretende caminar, que aspira a ser casa común con las singularidades debidas, con deseos de incluir. A veces queda lejos ese pabellón Europeo que ha tomado por bandera la ética. Desde luego, la unión no tendrá solidez si queda reducida sólo a la mera dimensión geográfica y económica, pues ha de consistir ante todo en una concordia sobre los valores, que se exprese en las palabras, pero también en los hechos. Y los hechos, por desgracia, son los que son. Europa está crecida, sobre todo de criminalidad, de comercio sexual, de adicciones, de locuras y desarraigos. Así es difícil hacer familia, o sea, hacer patria.

De momento, la patria Europea, como faro de civilización y estímulo de progreso para el mundo, no existe por más que le pongamos ganas. A mi juicio, todavía el nueve de mayo, día de curro, no es tan célebre como pudiera ser la fiesta nacional que es inhábil para todo el territorio. Salvando algunas comunidades autónomas como la de Madrid, y poco más, que tienen anunciados algunos actos, brillan por su ausencia las evocaciones festivas y, las que hay, poco tienen de singularidad para lo mucho que representa el día de Europa.

Verán que es lo mismo de siempre, jornadas gastronómicas que apenas llevan los sabores de algunos países, exhibiciones deportivas sin calado, algún que otro debate de poca monta, y algún que otro tímido elemento alusivo. La verdad que este tipo de eventos, tan fríos como aburridos, no hacen gentes ni humanidad.

Si Europa ha de ser tierra de consenso, mi patria ha de ser todo el mundo. ¿Cuántos están dispuestos? Consensuar el día de Europa como es menester y merecido para que mueva corazones, y no como un añadido más, es tan justo como necesario para abrir boca patriótica y que nadie quede ausente, al igual que el mudo ciprés en el fervor de Silos que advirtió Gerardo Diego. Europa está en el aire mismo que respiramos, somos tú y yo, y las ausencias restan fuelle.

corcoba@telefonica.net

+++ Si quiera publicar aquí, envíenos sus cartas a:

tribunalibre@diarioelhierro.com

Es condición inexcusable para la publicación, firmar la carta y adjuntarnos una fotocopia de su DNI y una foto tamaño carné en formato digital, así como facilitarnos un teléfono de contacto. La Dirección se reserva el derecho de publicar una carta sin foto si así lo estima oportuno. * El envío de opiniones supone la aceptación de las siguientes condiciones de uso: No se permite el envío de opiniones de contenido sexista, racista, o que impliquen cualquier otro tipo de discriminación. Tampoco se admitirán mensajes difamatorios, ofensivos, que afecten a la vida privada de otras personas, que supongan amenazas, o cuyos contenidos impliquen la violación de cualquier ley española. Esto incluye los mensajes con contenidos protegidos por derechos de autor, a no ser que la persona que envía el mensaje sea la propietaria de dichos derechos o cuente con autorización para el uso de dichos contenidos. Tampoco se permitirá el uso de este servicio por parte de empresas para promocionar sus productos o servicios. Queda a discreción de la Dirección de DIARIOELHIERRO.ES/COM determinar cuando un mensaje incumple estas condiciones, y decidir por tanto su no publicación. Así, la Dirección se reserva el derecho de NO publicar o de recortar su carta si así lo cree oportuno. La responsabilidad del contenido de los mensajes es exclusivamente de la persona que lo envía.

Ni DIARIOELHIERRO.ES/COM, ni la Empresa propietaria, ni el equipo de redacción, son responsables del contenido de los mensajes ni tienen por qué compartir necesariamente las opiniones o afirmaciones expresadas en ellos. De la misma manera, no podemos garantizar de ninguna manera la exactitud o verosimilitud de las opiniones aquí publicadas. DIARIOELHIERRO.ES/COM respeta la libertad de expresión de los colaboradores, articulistas y lectores que publican en esta sección, pero no comparte necesariamente sus opiniones ni se hace responsable de las mismas.

Las direcciones de los autores no serán publicadas, y sus datos personales tan sólo serán usados para suministrar este servicio. Estos datos no serán cedidos a terceros, ni serán usados para otros fines. Los usuarios podrán ejercer sus derechos de consulta, cancelación o modificación de sus datos mediante correo electrónico enviado a administracion@diarioelhierro.com. El uso de este servicio implica la aceptación de estas condiciones.

8/5/2008. (07:20 horas)
  MAS NOTICIAS DE Tribuna libre   -   PAGINAS:  1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  11  12  13  14  15  16  17  18  19  20  21  22  23  24  25  26  27  28  29  30  31  32  33  34  35  36  37  38  39  40  41  42  43  44  45  46  47  48  49  50  51  52  53  54  55  56  57  58  59  60  61  62  63  64  65  66  67  68  69  70  71  72  73  74  75  76  77  78  79  80  81  82  83  84  85  86  87  88  89  90  91  92  93  94  95  96  97  98  99  100  101  102  103  104  105  106  107  108  109  110  111  112  113  114  115  116  117  118  119  120  121  122  123  124  125  126  127  128  129  130  131  132  133  134  135  136  137  138  139  140  141  142  143  144  145  146  147  148  149  150  151  152  153  154  155  156  157  158  159 
Pagina nueva 1
Tribuna libre

Perro lobo, una leyenda viva


(5/5/2008. (07:48 horas))

Tribuna libre

Los derechos de los creyentes


(2/5/2008. (07:50 horas))

Tribuna libre

A quien corresponda


(1/5/2008 (10:24 horas))

Soneto a la ''república bimbache''


''El Pinar, noble pueblo afortunado; sería regia capital de ensueño;pues su hijo predilecto tiene empeño;de convertirlo al menos en condado''.

(29/4/2008 (09:03 horas) )

Tribuna libre

La ínsula barataria


''Tomarse en serio la propuesta de una Canarias Independiente con capital en El Pinar, no denota sino una falta de sentido del humor de quienes caen en la histeria, el alboroto, el nerviosismo y aspaviento y terminan cayendo en el ridículo, ante unas declaraciones que posiblemente no tenían otra finalidad que provocar ese efecto''.

(28/4/2008 (07:18 horas))

MAPA Añadir esta WEB a favoritos Contacto Servicios HEMEROTECA VIDEOTECA
© Todas las imágenes, textos, etc. de este periódico digital están protegidas por leyes de derecho de autor internacionales. Su reproducción, sin autorización expresa y por escrito, queda terminantemente prohibida. Valverde, El Hierro - 2005 © C/ El Carmen, 19, APT 1º-IZQ. 38910. La Caleta-Valverde-El Hierro.

Valverde, El Hierro - 2005 © C/ El Carmen, 19, APT 1º-IZQ. 38910. La Caleta-Valverde-El Hierro. - E-mail: